¿Qué estrategia tengo que aplicar? Conoce nuevas técnicas.

15.10.2020

¿Sabías que la estrategia de toda conquista esta en ti? 

 Nosotros mismos somos la estrategia. Toda estrategia se inicia en el cerebro. Si lo piensas comienzas el día con un programa, tienes una agenda que te marca lo que tienes que hacer, empiezas a organizar tu estrategia para enfrentarte a tu nuevo día, desde el momento que empiezas con la primera pregunta que conlleva la elección de la indumentaria para pasar el día entero en la oficina, luego llega el cambio de imagen, si lo hay, porque tienes que acudir a una fiesta, a un funeral, o a una cita amorosa.

La imagen ayuda inicialmente a esa estrategia a seguir, a nivel externo es la impresión que queremos causar. En una fiesta quieres estar sensacional, en un funeral mostrar respeto y dolor, y en una cita amorosa impresionar. Lo ves, la indumentaria es una estrategia a tener en cuenta en cada situación.

Si tienes una reunión importante, una comida de negocios, la elección del restaurante es una estrategia que la preparas tú. La estrategia esta en agasajar a tu invitado. Con el fin de obtener lo que buscas. Que te firme un compromiso. Ya sea una compra, una inversión, traducida en capital para un proyecto, y la continuidad de tu empresa.

Si tienes una cita con alguien que te gusta: ¿Cuál es tu estrategia a seguir? Deslumbrar con tu imagen, estilo e ingenio....

Con la llegada de la tecnología con múltiples herramientas de las que disponemos cómo dispositivos tecnológicos a nuestro servicio. Podemos pensar que gracias a estos avances el tiempo nos sirve a nosotros. ¿Has pensado que tenemos más tiempo para hacer más cosas en menos tiempo?

La tecnología es el ROI de los hombres y las mujeres en todos nuestros movimientos. Nos movemos con la tecnología en el trabajo, el ocio, y hasta en el amor.

Has leído bien, la gente se enamora con la ayuda de la tecnología sin haber tenido contacto físico alguno. ¿Quién decide sobre los sentimientos? ¿La tecnología como dispositivo frio y calculado que nos facilita ese acto de enamorarse y de que el corazón empiece a latir con fuerza contando sólo con la imagen y las palabras?

El dispositivo que decide el estado de enamoramiento es nuestro cerebro es el encargado de programar una estrategia oral y escrita para llegar a enamorar a la otra persona del otro lado del dispositivo que estemos utilizando. Porque con la imagen que es nuestro físico con estas características ya nacemos.

Si tú te expones en ese gran escaparate como son las redes sociales: ¿Cuál es el modelo de hombre o mujer que quieres exponer? ¿Qué quieres obtener de las redes sociales? ¿Juegas con tu imagen proyectando la realidad o la ficción creada por tu cerebro?

Todos podemos ganar preparando una buena estrategia o perder si la estrategia a llevar a cabo ha sido la errónea. Puede ser una estrategia basada en números, técnicas de ventas, amistad...Si la estrategia falla no hay marcha atrás.

Los buenos resultados los obtenemos de la estrategia que hemos pensado, analizado, desarrollado, paso a paso, hasta llegar a la meta que te has propuesto.

¿De cuánto tiempo dispones para desarrollar esa estrategia?

El cerebro que dispone de inteligencia humana, no artificial será el artífice de desarrollarla y diseñar la estrategia a seguir.

Principio, desarrollo y final con éxito o fracaso. Se empieza, se desarrolla y se concluye.

Toda estrategia esta supeditada al fin que queremos obtener. Una estrategia no es igual a otra, puede ser el mismo objetivo y desarrollarla diferentes cerebros con conclusiones distintas. Cada cerebro dispone de su propio nivel de inteligencia.

Para todo se necesita la estrategia que se sale de ti, desarrollada en tu cerebro.


google-site-verification=3RH7v-yOfo92hFCGyJ9uQ1nFoyhH3Rn_ciPoEIGRjsk =ra-614b34b0b4b316b9