La importancia de las joyas

27.07.2021

Las joyas tienen tres tiempos: Pasado, presente y futuro. Es un bien eterno con un destino...

Cuando hablamos de joyas nos referimos a las auténticas, elaboradas con sus piedras preciosas que atrapan la luz y desprenden destellos luminosos, a las que permanecen en el tiempo, llegan del pasado con una historia que solo su propietaria conoce, que te regalen una joya es una dedicatoria sin palabras, una declaración de amor, es una herencia bien recibida, o un regalo que se agradece y te sorprende.  Es el presente que se adquiere con su valor, que se deja expuesto ante todas las miradas, y se revaloriza con el tiempo.  Unen el valor sentimental y el poder de su valor tasado.

Una joya puede ser hasta tu salvación económica, en caso de necesidad. No se destruye, no se altera con el perfume y el jabón. !Es auténtica! 

Es un elemento importante que va unido directamente a la moda, que aporta riqueza, esplendor, exuberancia, elegancia, prestancia, y realzan la belleza y la indumentaria de la mujer que las porta

¿Cuándo debemos utilizar esas joyas que tenemos en la caja fuerte por su alto valor?

Las joyas más ostentosas se deben lucir cuando la ocasión invita. Al tener muy pocas ocasiones donde lucirlas, no debemos abusar de ellas, utilizando gran parte del joyero para la ocasión. Se deben elegir las más apropiadas. No llevar las manos de los dedos con un anillo cada uno. Esa teoría que un día es una día, denota una falta de elegancia. Si no quieres que te llamen "nueva rica", sigue este consejo.

Luego están las otras joyas que llevamos a la oficina esas denominadas "parecen lo que no son" Son joyas verdaderas pero que por su sencillez en el diseño dan la apariencia de no ser importantes, y en cambio, lo son, y son las idóneas para ir a trabajar.

Los hombres no deben llevar joyas, excepto el reloj, la alianza y los gemelos. Nada de pulseras, cadenas de oro gruesas con la camisa abierta a pecho descubierto para hacer gala de la ostentación. Era habitual ver algunos hombres con este estilo, con el fin de dejar en exposición sus  joyas en el siglo pasado.

Hacemos uso de la bisutería que brilla más que las joyas auténticas. Donde se utiliza para su elaboración materiales como la madera, metales, plástico, cristal....Estas las utilizamos porque nos atrae su material y color. Es un complemento que combina con la indumentaria, realizados con imaginación, diseño, y poco valor. El perfume y el jabón las dañan.. Al no ser joyas auténticas su conservación requiere de cuidados, como perfumarse antes de ponerlas, quitarse los anillos antes de lavarse las manos con agua y jabón, no bañarse con las pulseras puestas.

Las joyas y la bisutería, dan el sentido que se merece el lugar donde las vamos a lucir. Digamos que son lo continuidad de la indumentaria que llevamos.  

google-site-verification=3RH7v-yOfo92hFCGyJ9uQ1nFoyhH3Rn_ciPoEIGRjsk =ra-614b34b0b4b316b9