El saludo entre América y España

23.06.2021

Ha sido muy criticado el encuentro entre el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el Presidente de España, Pedro Sánchez.

¿Es un fallo del Ministerio de Asuntos Exteriores, el hecho de no haber programado la visita con una reunión ? Probablemente.

España por su historia es un país tan importante como Inglaterra, Francia o Alemania. Por respeto de años de historia, hasta me atrevería a decir tan importante o más que la de Inglaterra, Francia y Alemania juntas. No debe olvidar que la historia de América es en gran parte a España. Se debió reunir con nuestro Presidente de España, aunque hubieran sido 30 minutos.

No podemos criticar a Pedro Sánchez, tuvo la ocasión y aprovecho la oportunidad de un trayecto muy corto de un pasillo para decir e informar de los intereses que unen, tanto a España, que esta en Europa, con Estados Unidos.

Si en un minuto se pueden decir entre 125 a 190 palabras, supo aprovechar el tiempo y el momento de 60 segundos.

Ahora hablemos del lenguaje corporal. He visto dos fotos ; una que el Presidente de Estados Unidos, no mira a nuestro Presidente de España, cuando le esta saludando en presencia de otro que esta de perfil, y al cual sonríe, y a quién dirige su mirada, mientras estrecha la mano de nuestro presidente español. En el momento del saludo, debe mirar al Presidente de España, Pedro Sánchez, que en esos instantes esta estrechando su mano con una amplía sonrisa. Teniendo en cuenta que un saludo dura 3 segundos.

La otra foto esta tomada en el pasillo, mientras Pedro Sánchez le habla no le mira. Siguen el paso al mismo ritmo, con una distancia entre 120 y 369 cm. Que es la marcada por protocolo.

Es el primer Presidente de España, Pedro Sánchez, con el que no existe la barrera del idioma. Habla con fluidez inglés. Ha sabido buscar el momento, se lo ha tenido que buscar él, su sitio, representando a nuestro país, ha buscado la foto para demostrar que España tiene su lugar con respecto a las relaciones con la primera potencia mundial. Lo que no hizo el Ministerio de Asuntos Exteriores, lo ha hecho él. España cuenta. Tiene mérito.

google-site-verification=3RH7v-yOfo92hFCGyJ9uQ1nFoyhH3Rn_ciPoEIGRjsk =ra-614b34b0b4b316b9