La ropa interior: Olvidada o deseada.

30.04.2021

"Atracción que provoca deseo"

De todas las mujeres de Europa, la que menos atención presta a la moda intima es la mujer española. A la cola, de la seducción, la elegancia intima, y el color.

El pensamiento de la mujer, algunas, un elevado porcentaje piensa...como no se ve, da igual. Como no tengo novio, no tengo marido, para que voy a prestar atención a la moda intima. Es la excusa más barata y vulgar que se escucha. Vístete desde el interior hacia el exterior. ¿Por qué?

No lo resuelvas ignorando algo tan fundamental como es la prestancia que aporta a un vestido, pantalón o falda, la indumentaria intima, es el reflejo del interior hacia el exterior. Imagina un vestido de alta costura, ajustado a tu cuerpo, con una ropa interior que lo desmerece.

A partir de ahora, mírate por delante y por detrás delante del espejo. Observa si tu ropa interior se adivina. La ropa interior no se tiene que adivinar, porque no se tiene que notar que la llevas. Si llevas tejidos en muselina, batista, algodón...lo más lógico es que se transparente y desvele tu ropa interior. Es una buena oportunidad de escoger prendas íntimas ricas en su composición y diseño.

Los diseños de los sujetadores están basados en los escotes de los vestidos, camisas, camisetas, blusas y tops.

Los diseños de las bragas con o sin liguero, tangas, bragas brasileñas, fajas. En diferentes tejidos y colores. Se diseñan para las diferentes y variadas indumentarias.

Uno de los secretos fundamentales, es llevar la ropa interior de tu talla.

Ejemplos:

Escote halter, debe llevar un sujetador con la forma del escote.

Escote palabra de honor o ballena, debe llevar un sujetador de media copa. No se llevan sujetadores con tiras, este sujetador no lleva tiras, que sobresalen al vestido.

Escote en diagonal, igual que el anterior, sujetadores de media copa.

Escote en pico, sujetadores que tengan las copas separadas, con una separación suficiente para que no sobresalga el interior de la copa.

Me pongo una camiseta de algodón, ajustada al pecho, lo ideal es un sujetador sin costuras armado.

Me pongo unos pantalones de lino, el lino es transparente, braga sin costuras en color carne.

Me pongo una falda o un vestido, es buen momento para hacer uso de la tanga, del liguero, bragas de diferentes tejidos, colores y diseños.

Los escotes a la caja, según el corte, puedes llevar un sujetador con tirantes, pero en caso de que las tiras se ven debido a lo abierto que queda, aconsejo un sujetador de media copa.

Sin olvidar, los sujetadores para practicar deporte. Están diseñados para proteger el busto de los movimientos fuertes, que pueden llegara a  provocar a la larga la caída del pecho.

Los bodys, una sola pieza, cómoda. 

Las medias unidas a los ligueros, y los pantys que cada vez hay más diseño, algunas con el dibujo de la liga sin serlo o encajes que la simulan en la parte alta del muslo. 

En el mercado no solo hay blanco y negro. Lo elegante es llevar la ropa interior del mismo color que la indumentaria. Hay muchos tejidos desde algodón, seda, raso, encaje, licra, bordados, colores lisos, estampados, brocados. Un sinfín de modelos y estilos.

Hay un mundo de seducción, elegancia y porque no decirlo, y picardia, en la ropa interior tiene muchos lenguajes, que no debe pasar desapercibida entre las mujeres. La delicadeza con la que están creadas estas prendas bien merece nuestra atención.  

google-site-verification=3RH7v-yOfo92hFCGyJ9uQ1nFoyhH3Rn_ciPoEIGRjsk =ra-614b34b0b4b316b9